¿Quiénes Somos?

¿Quiénes Somos?

Corporativo García Landa es una empresa mexicana, líder en temas de carácter fiscal/legal, contable, principalmente, con más de 40 años de experiencia dentro del ámbito nacional e internacional

Alianza Internacional

Alianza Internacional

Formamos parte de GGI - Geneva Group International, a través de una alianza internacional de firmas independientes, catapultada en el 6° lugar de Accountancy Magazine, del Reino Unido.

Lee Nuestros Comunicados

Lee Nuestros Comunicados

Visita la sección de Comunicados

Más de 40 años sirviéndote ... gracias por confiar en nosotros!!!

Uno de los pilares que sostuvieron a la Reforma Fiscal de 2014 la constituyó, sin duda, la localización fiscal. El legislador, no sólo buscó dotar de sentido formal y material a ésta figura, sino que, además, encontró en ella un método de fiscalización sólido y robusto que combate la evasión fiscal, a partir de: (1) la distinción legal de contribuyente y domicilio para efectos fiscales; y (2) la descentralización de las variables de localización que componen al domicilio fiscal: actividad, operación y notificación; siendo éstos últimos el objeto de nuestro estudio

I.             Localización del domicilio

De conformidad con el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación, se considera como domicilio fiscal para personales morales (y físicas salvo casos de excepción), aquél en donde se lleve a cabo la administración principal del negocio, lo que de manera armónica con los artículos 27, 28, 41, 42, 43, 45, 53, inciso a), y 69-B del Código citado, nos lleva a concluir que domicilio fiscal es el lugar donde, entre otros supuestos:

·         Tratándose de personas morales, donde acude periódicamente el Representante Legal.

·         Se encuentra la contabilidad del contribuyente.

·         Se cuenta con elementos materiales (mercancías) y humanos (trabajadores, en su caso) que permiten cumplir con la actividad         manifestada ante el Registro Federal de Contribuyentes.

La verificación de un domicilio fiscal puede llevarse a cabo a partir de dos tipos de facultades otorgadas por el Código Fiscal de la Federación: como facultad de verificación (art. 41-B CFF) y como facultad de comprobación (artículos 42, fracción V y 49 CFF). Si bien explicar a detalle los dos tipos de revisiones excede los efectos de este trabajo, basta advertir que, la diferencia sustancial entre ambas, radica en le hecho de que en la facultad de comprobación debe seguirse un procedimiento reglado (notificación de una orden de visita, acta de hechos u omisiones, plazo para desvirtuar hechos u omisiones) que culminará con una resolución final.

En caso de que, derivado de las gestiones revisoras de la autoridad, se concluya que un domicilio no cumple con lo establecido por el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación, por no tener indicios de que ahí se lleva a cabo la administración principal del negocio y/o actividad manifestada ante el Registro Federal del Contribuyentes, la autoridad procederá a actualizar la situación fiscal del contribuyente, para el efecto de tener el domicilio manifestado como “no localizado” y, en consecuencia, proceder a las sanciones correspondientes, como la cancelación del Certificado de Sello Digital y Firma Electrónica o, en un caso más extremo, actualizar la presunción del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación.

II.            Contribuyente no localizado.

Para efectos fiscales, un contribuyente se considera como “no localizado”, cuando la autoridad tributaria acude a su domicilio fiscal con la finalidad de notificar un oficio u resolución, pero en el “momento específico” en que el notificador tocó la puerta, éste no fue atendido por el contribuyente.

Es importante destacar que, al referirnos a “momento específico”, ello se traduce en que en la hora en la que el notificador acudió, no se encontraba nadie que lo pudiera atender, sin embargo, tuvo elementos para cerciorarse (sea por el propio domicilio o por el dicho de un tercero) de que el domicilio se encuentra habitado.

Para el caso de que la situación fiscal del contribuyente sea “no localizado”, se actualizará la sanción correspondiente a la Cancelación del Certificado de Sello Digital y Firma Electrónica Avanzada, así como la presunción establecida en el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación. Por otro lado, de conformidad con el artículo 110, fracción V, del Código Fiscal de la Federación, en el caso de que la autoridad fiscal acuda en tres ocasiones al domicilio fiscal del contribuyente, dentro de un periodo de 12 meses, y no encuentre al contribuyente, éste se tendrá como “no localizable”.

III.          Contribuyente “no localizable”

Un contribuyente es “no localizable”, cuando la autoridad fiscal corrobora, por cualquiera de los medios que tiene a su alcance, que: (i) desocupó su domicilio fiscal sin presentar aviso ante el Registro Federal de Contribuyentes; (ii) desapareció del domicilio fiscal; en éste caso, el domicilio puede seguir ocupado, sin embargo, la autoridad acudió tres ocasiones en un periodo de 12 meses sin que se le hubiera atendido. Ser un contribuyente “no localizable” es un delito.

 

Corporativo García Landa S.C.

Área de resolución de controversias y Litigio Fiscal

Alianza Internacional

Formamos parte de GGIGeneva Group International, a través de una alianza internacional de firmas independientes, catapultada en el 6° lugar de Accountancy Magazine, del Reino Unido.

Dr. Jorge Marcos García Landa

Socio Fundador

¿TE INTERESA UNO DE NUESTROS SERVICIOS?
Ponte en contacto con nosotros

Click aquí!